Es tan envoltorio de los hijos del maíz, que hoja convierte sustantivo nombre para uso de mentiras perdurables. No eternas tusas. Resolver algo, haciéndolo de tusa.

Tusa de cortar. Arisca persona. Mujer picarona. Envoltorio del tamal.

¡Tusa, tusa, tusa! Onomatopéyica voz para espantar, diz que perros y hasta gallinas.

Rojiza cara como “llamarada de tusa”, ánimo que enciende y apaga repentinamente. Exaltado comportamiento, comparado con efímera llama de envoltorio del maíz.

Hasta ponerle la tusa, es poner a alguien en su lugar. Algunos ubican oponente con guatusa, no rata de monte, aquella que semeja cogida, ofensa, mete dedo.

De tusa lavaplatos, lava excusado, lava comales, plato de elote, tapesco, artesanía, flores artísticas.

De tusa, cara de tusa. Y hasta “retoza” en caso de emergencia “rompa el vidrio”, elote y tusa para sustituir sanitario papel. Rascabuche, rasca chunche.

Con tusa hasta envuelven huevos amor, vieja tradición indica que hasta hubo “polvo de gallo”.

Y la carreta de tusa, de novio y de novia que inventa de amores. Envuelve con tusa como maíz cocido, asado, “nesquisado”, nixqueado.

Para completar dato, “tusa es atenciones de hombre de campo al caballo. Recorte con tijeras especiales de crín. Tuse a “mechón domador”; largo mechón de cercana cabeza”.

Mujeres y hombres lucen modernos tuses. Valga que no son ni yeguas ni caballos.

Multiuso de tusa. Acaba en basura, pon-pon, malas lenguas. Acomoda tamales, pizque, yoltamales, tamal de elote, tamales rellenos.

Que no oiga la Cegua que usa de tusa enaguas y trajes de andrajos.

Mendigos y ricos habrán de tomar, tusas para usar, unos por rato, otros, para raspar, y el más vivo lo adorna para ganar.

“Sobras de PES”

Anuncios