Etiquetas

, , , , ,

20111015-020256.jpg

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

(Prosa)

No me vacíes el corazón, ni el alma, después de tanto que me has dado a lo largo de estos tiempos, en los que cada momento costó y nos dio más felicidad que sinsabores.

Desde que te conocí fuistes llenando mi alma vacía con esperanzas y seguridad, fui creando alrededor de Ti, una capa de protección que nos mantuvo siempre juntos y defendiendo lo que veníamos construyendo.

Hablamos tantas veces de las cosas bonitas que queríamos vivir y hacer, de las dificultades para mantener toda esta relación ante el mundo hostil.

Llenastes mi corazón de amor, creció día a día, se fortaleció a tu lado con cada caricia, con cada momento sutil que me hicistes vivir, cada roce, cada risa, cada instante que vivimos, cada encuentro, cada vez, cada vez…

En mi corazón se fue formando un amor profundo, las esperanzas en mí crecieron, la seguridad se fortaleció, nunca tuve que ver dentro de mi alma y mi corazón, un momento que me desestabilizara, sino que me fortalecía.

Es una experiencia maravillosa haberte conocido, no tienes la idea, de cuánto crece en mí, la mejor imagen de tu persona y tu cariño.

Todas las cosas pasaron. pese a nuestras diferencias de edades, a nuestras diferencias de opiniones, a las diferencias de carácter, pero todo eso se fue sorteando y haciendo que fuéramos uno solo, aunque el tiempo y la costumbre nos haya dado el sinsabor de que todo se fuera desvaneciendo en Ti, a tantos años de distancia, o quizá, antes.

Hoy me estás poniendo a prueba, me estás quitando toda esa esperanza,
todo ese cariño, toda esa atención que siempre me diste. Me estás derrumbando al intentar desaparecer de la estructura de mi ser, de mi mente, de mi existencia, de mi vivir.

Estás vaciando mi corazón y mi espíritu, cada vez que callas, que guardas silencio, y cuando veo reflejado en tu rostro -la muestra del desinterés, me matas poco a poco.

Me aturde cada minuto, cada segundo saberte al lado de otra persona, no
lo puedo soportar, -es una macabra película en mi mente que no me deja
en paz-.

Se muere mi corazón, se muere mi alma, está quedando vacío poco a poco, por lo que voy muriendo en mis sentimientos más profundos, al sentirte
que te alejas, que te ausentas, y aunque estés presente, -no se dónde divaga tu mente- porque callas y me atormentas.

No se trata de poesía ni cualidad de una escritura ingrata, sabes que escribo y expreso lo que siento, y hoy que estoy a las puertas de estar vacío, quiero recuperarte mi amor, recuperar lo mío.

No permitas que me tire al vacío, que me pierda en este mundo ingrato que antes has hecho feliz para mí, con tanto cariño, que casi siento perdido.

Tu sola palabra, tu sola reacción que revierta esta situación, hará volver en mí lo más grande que he tenido desde que te conocí, la felicidad que sólo tu me das.

Reflexiona, dame un momento, date el momento de pensar en mí, que yo no
dejo de hacerlo en tí.

No concilio sueño, porque lo he perdido, lo estoy perdiendo, te estoy perdiendo, no quiero morir en este vacío de mi corazón. Mi alma y mi espíritu están dolidos.

Te amo, te amaré siempre, y este desequilibrio que siento es porque me
estás quitando el soporte de mi vida, ese soporte, esa persona, eres tú.

Mi corazón se humilla porque te quiere con la profundidad de lo infinito,
de lo más sagrado. Un beso y un abrazo, lo último que puedo darte, antes que mi corazón quede vacío.

Anuncios