Etiquetas

, , , , ,

20111101-151047.jpg

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

Te siento cerca y te siento lejos,
¿Papá porqué ya no vienes?
Asomabas a mis sueños
Pero ya no lo haces,

Estás descansando seguro,
En el reino de los Cielos,
Donde todo debe ser maravilloso,
Blanco y azul celeste
Como mis preferidos colores,

Recuérdote igual en mis pensamientos,
Con el cariño que siempre expresaste,
Con la rigidez que siempre nos trataste,
Para que aprendiéramos
De los duros golpes de la vida,

Papá que estás en los Cielos,
Porqué ya no te asomas a mis sueños,
Como cuando recién partiste,
Llegabas como de un viaje,
Contabas tus anécdotas
Y me decías que estabas vivo.

Recuerdo antes de tu viaje inmenso,
Que te soñaba sin vida,
Te velábamos y abrías los ojos,
Y me decías que estabas vivo,
Que no le contara a nadie.

En uno de esos sueños te recuerdo,
Eras tu misma efigie sobre tu sepulcro,
Eras de rostro verde tierno,
Igual que tu rostro cuando erigieron
Con tu nombre un busto,
Que nombró aquella calle de tu pueblo.

¿Porqué no vienes a visitarme a mis sueños?
Cuénteme qué haces, qué te entretiene.
Ven a mis sueños y tráeme mensajes,
Aquellos que me dabas en mis primeros sueños,
En los que siempre me dijiste que estabas vivo.

No olvido aquellos días lúgubres,
En tus dos terrenales noches finales,
Cuando me tomaste de la mano,
Y me preguntaste,
Porqué estaban tan calientes.

Dijiste que así era la vida,
Como un fuego que abraza
Pero que no quema…

Te fuiste muy joven,
Pero tus esfuerzos quedaron multiplicados,
Pero ¿Porqué ya no me visitas en mis sueños?

Te estaré esperando cada noche,
Como a la Luna,
Como al amanecer del Sol,
Como en mi último día,
Cuando me toque ir a buscarte,
Al sitio donde me dijiste que estabas vivo.

(A mi padre Emigdio, en el Día de los Santos Difuntos, Phoenix, Arizona, 01 de noviembre de 2011)

Anuncios