20120226-100118.jpg

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

Aparecían tu primeros destellos,
De luces y colores cual si bellos,
En segundo te elevaste majestuoso,
Sol madrugador que te impones,
Cual si reflejos y luz clara,
Sobre medio Universo del mar
Y nuestros ojos deslumbrados,
Que te admiran creación del Señor
Sol amarillo, rojo y ardiente destello.

Eres magnánimo, imponente e inmenso,
Que recreas belleza en cada tiempo,
De tus pasos cual giramos cimientos,
De nuestra Tierra y nuestros vientos.

Sol que haces Levante u Ocaso,
Es por si acaso tu alumbre
Un deslumbre de vida, que nace y muere
Con la mañana y la noche,
Que alimenta seres vivos y calienta
Terrenales cultivos,

Con tu disco que distante nos observa,
Claridad que tiene sombras,
Donde tu no penetras y pones penumbra,

Volví al Sol de cada día,
Apartando pesadilla por deslumbre,
Para que con sus hermosas pinturas
Vislumbre, con sus rayos y colores,
Cual abanico de misterios y calendarios,
Marque un tiempo que no sea diario,
Sino eternidad vivida bajo su luz y Aurora.

Volví al Sol para ver un hermoso paisaje,
Volví al Sol en muchos viajes,
Volví al Sol en su Ocaso,
Para que me lleve al nuevo amanecer,
Y que me levante como Sol radiante,
Y regresar con espíritu amante
Como si nada,
Nada hubiese existido antes.

Anuncios