20120610-143201.jpg

Paúl Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

Te estoy hablando,
Te estoy pidiendo,
Te estoy rogando,
Eres el Jesús
Que me está cuidando.

Siempre te pregunto porqué Yo,
Siempre te ruego por Mí,
Siempre Me inspiro en Tí,
Porque eres el Jesús,
El mismo que conocí.

Mi mente habla y habla sin parar,
Mis ruegos brotan sin cesar,
Pido y ofrezco al hablar,
Aprisa es un monólogo al andar,
Mi ego y mi ego parecen charlar,
Y pedir y rogar a Jesús
No me deje de amar.

Hablo solo contigo Jesús,
No cesa mi mente de parlar,
De adentrar en la angustiante vida,
Y la capacidad de perdonar.

Mi monólogo no para de andar,
Un libreto que parece no doblar,
Con Jesús quiero hablar,
Intentando analizar, si me escucha,
O simplemente he de monologar.

Te pido por la vida,
Te pido por el día,
Te pido por lo mío,
Y no olvido a quienes he de amar.

Eres Jesús mi monólogo,
Estoy solo hablando
Y rogando sin cesar,
Que vida me has de dar,
Con necesidad de purificar,
Desde la vergüenza
Hasta el orgullo de bregar.

Es mi monólogo que habla
Y no se cansa de articular,
Seguro, muy seguro,
Jesús ha de escuchar.

Mas, me doy cuenta que no hablo solo,
Que hay una respuesta que esperar,
Que mido Tus palabras al actuar,
Que gracias a Dios es mi forma de explicar.

Que no fue vacío solo hablar,
Que mi monólogo con Jesús
Es un diálogo que no para
Con llorar, que ríe al conversar.

Que Jesús,
Si, Jesús,
No me has dejado de amar,
Y menos, abandonar.

Seguiré mi monólogo al andar,
Y tú Jesús, si Jesús,
Eres el Mesías que me ha venido,
Tras mi monólogo,
A salvar…

En el camino cuenta me doy,
Que no hablaba solo,
Que era un diálogo,
Jesús y Yo,
Y la Salvación.

Padre Nuestro,
Con la Sangre de Cristo
Me he de lavar,
Y volveré a comenzar,
Mi monólogo con Jesús,
Se responde en el actuar.

.

Anuncios