20120620-212615.jpg

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

De grandes columnas de acero,
Inmensas carreteras de asfalto,
Amasijos de latas y plásticos rodando, rodando,
Mientras es un mundo ahora,
Casi acabando.

No hay humano que no pase sus penas,

Si por millonarios,
Aparecen muertos en sus bañeras, consumen droga como leche,
El corazón se les parte de amargura, Porque no aman,
No los aman,
Es amor vendido,
Comprado.

El amasijo de dinero no es visible,
A como nunca ven la felicidad
En sus rostros bañados de tóxicos perfumes.

No logran caminar ni respirar
Aire fresco de la tranquilidad,
Ni de la honestidad.

Me quedo en mi chocita,
Al lado del río,
Esperando el pescado,
Y que un día crecido
Me arrastre feliz
Y naturalmente vivido…

.

Anuncios