20120923-211325.jpg

Paúl Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

Un día te conocí
Fue lo mejor que viví
Y todo transcurrió hermoso,
Que no me advertí.

Es alfa inicio y fue amor,
Como alfabeto se fueron escribiendo nuestras vidas,
Se barajaron las más hermosas,
Romance y cosas maravillosas.

Pero fue alfa y omega,
Y todo tuvo principio
Y tuvo fin.

Por fin el alfa seguido de tantas palabras bellas,
Empezó a crear como mal rompecabezas,
Las frases más tristes,
Que marcaron el fin.

La omega selló con martirio,
Un verdadero idilio,
Que ya no era de lirio,
Ni lírica, sino épica trágica,
Terminando auroras y albas,
Como mundo ebrio.

Y el día en que te conocí
Se convirtió de hermoso
En referencia de un fracaso,
Que ya no pintaba hermosas tardes,
Preciosas noches y empalagadores amaneceres,

El retrato vivido se transformó
En retablo antiguo,
En borrasca tronadora,
Narrativa de malos amores,

Y tuvo principio y fin,
Se separaron los labios,
Se apartaron las miradas,
Distanciaron pensamientos,
Enemistaron los amores,

En fin, el principio no asegura eterno,
Ni porvenir,

Un día te conocí,
Y otro te perdí,
La vida es así.

Así se vivió
Y así se escribió,
Era una historia común,
De la que sólo recuerdo
El día en que te conocí,
Y te desconocí.

.

Anuncios