20121021-195707.jpg

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

La pared está inerte,
La habitación fría y despiadada,
Las manos pasan el umbral de sus grietas,
Los pies rozan la loza de sus pisos.

Nada está en su lugar,
La mesa ya no es centro,
El centro no es la cama,
El lecho está vacío,
El cuerpo vacila perdido.

Se mira el espejo con reflejo,
Las luces se encienden y apagan,
Como destellos de la nada.

El espacio refleja el desperfecto,
Nada es defecto
Y el recuerdo es tormento,

Atizan los rumores,
Rugen los errores,
Martiriza la traición,
Avergüenza y no hay perdón.

La ropa cuelga en valijeros desgastados,
Los zapatos están tirados.
La alfombra esparcida de hiladas,

La mugre acumula en esquinas y cornisa,
Nada avisa que invade aposento,
Imágenes de llanto y de viento.

Se avista la luz,
Se alista la cama,
Se cierra la puerta,
Brama la noche,
Oscila aposento,
Se calma el viento,
Y el jadeo violento.

Se abren compuertas del baño,
Cae agua sin consideración,
No hay tregua ni resignación,
Es triste la canción.

Repasa pared y puerta,
Espejo y luz,
Tragedia y cama,
Grieta y piso,
Paranoia incluida…

Anuncios