La noche

Paul Emigdio Suárez García
“Sobras de PES”

Soy navegante de la noche,
Del oscuro velo en que yace,
La tentación del silencio
Y la lujuria del amante.

Soy amante de la noche,
De la oscura noche
Que fortalece,
Fría noche que obedece
Y que brilla estrellada o
Simplemente calurosa,
Entre piernas enamoradas.

Soy amante de la noche,
De la que no deja ver el defecto,
En la que todo es perfecto,
Y se enjugan las almas
Conjugando intelecto.

Soy amante de la noche,
De la noche sin brillo,
En la que sueña el espíritu,
Viajante del mundo que luego
Será mi castillo.

Soy amante de la noche,
Oscura y fría y sin espíritu,
Donde el alma conjuga su alivio,
Y ensaya el delirio.

Soy amante de la noche cadenciosa,
De la noche sin ruido,
De la oscuridad y latido,
Del brillo pálido y frío.

Y pienso en la noche que vaga,
Amante, tentadora, oscura,
Lujuriosa, oscura noche,
Renovadora de espíritu,
Y del alma y el sigilo en derroche.

Es la noche sin luz,
En la sombra oscura,
Donde la energía aguarda,
Y se fragua el camino.

Vivo la noche de angustia,
La noche del llanto,
La noche del vientre,
La noche serena,
La oscuridad triste y plena,
Que alegra cargada de pena.

Anuncios